¿CÓMO ES UNA CASA PASIVA?

Una casa Pasiva vista desde fuera no se diferencia de otras casas, y no hay un método constructivo determinado, puede hacerse de ladrillo, hormigón o madera, es de libre elección.

Se basa en una calidad de la envolvente de la casa notablemente mejor que una casa tradicional, muy superior a una casa con certificación energética A y además cuenta con un sistema de renovación de aire que nos proporciona aire fresco y expulsa el aire viciado, manteniendo todo el día el aire oxigenado.

No presenta requerimientos especiales para sus habitantes, sino que proporciona temperaturas superficiales uniformes en todas las estancias, sin corrientes de aire, con ventilación y elevado confort.